Aguja sabe lo que cose, dedal lo que empuja

 photo lamagiademoni_zpsfce9abec.gif

*

"La magia solo se revela, a los que sienten amor por ella..."Photobucket

f

Related Posts with Thumbnails

3.02.2010

Ritual para proteger a un niño



Materiales:


4 velas ángel, 1 medalla del ángel de la guarda, aceite de incienso, miel, ropa del niño, sahumerios de incienso, algodón y tiza blanca.

Procedimiento:Realizar un circulo con la tiza blanca en el piso. Ubicar en un platito la medalla y cubrirla con miel. Poner encima la vela untada con el aceite de incienso. Poner la ropa del niño delante de la vela, cuidando que no se queme.

Rodear el circulo con 8 varillas de incienso(por dentro del circulo).


Poner una vela por día dentro del circulo y encender una vela por día, es decir, en 4 días consecutivos. Cada vez que encienda una vela encomendar la protección al ángel de la guarda con la siguiente oración:Ángel Santo de la Guarda, dulcecompañía, no me desampares ni denoche ni de día.

No me dejes soloque me perdería. Ni vivir, ni moriren pecado mortal. Jesús en la vida,Jesús en la muerte, Jesús para siempre.Amén.Ángel Santo de la guardia,tesoro del Señor, que delcielo fuiste enviado paraser mi guardador.

Yo te ruegoÁngel bendito que me libresy me guardes de los lasos delmaldito, ahora y siempreAmén.

Cuando se termine el ritual, entregar la ropa al niño y la medalla para colocársela.

Los restos de las velas se envuelven y se tiran a la basura.La medalla solo la pueden tocar los padres del niño y no debe mojarse, la ropa se la puede lavar y volver a usar.
Related Posts with Thumbnails

Contacto

foxyform

Destruyendo al projimo/del guerrero de la luz

Photobucket Malba Tahan ilustra los peligros de la palabra: una mujer tanto fue pregonando que su vecino era un ladrón, que el muchacho acabó preso. Días después, descubrieron que era inocente; lo soltaron y él procesó a la mujer. -Hacer unos comentarios no es algo tan grave - dijo ella al juez. -De acuerdo -respondió el magistrado- . Hoy, al regresar a su casa, escriba todo lo que habló mal sobre el joven, después pique el papel y vaya tirando los trocitos por el camino. Mañana vuelva para escuchar la sentencia. La mujer obedeció y volvió al día siguiente. -Está perdonada si me entrega los pedazos de papel que tiró ayer. En caso contrario, será condenada a un año de prisión- declaró el magistrado. -Pero eso es imposible! ¡El viento ya ha dispersado todo! -De la misma manera, un simple comentario puede ser esparcido por el viento, destruir el honor de un hombre y después es imposible arreglar el mal ya hecho. Y envió a la mujer a la cárcel.

Celia Cruz, nos canta sobre las yerbitas

Lo oscuro

Photobucket Siempre el nacimiento viene de lo oscuro. (j.f. Moratiel) Hallarse en el vivir de oscuridad, en ese sentir de vacío, de esa nada que nos inunda, crea en nosotros dolor, tristeza, sentimos hundir nuestro ánimo y nuestra habitual expresión se torna triste. Nada parece alegrarnos, ni los colores de la vida pintan nuestras horas de vida… leer, escuchar, recordar las palabras de Moratiel es una solución, no es una fórmula mágica, no es una parche que podamos ponernos en el día de hoy, no es una píldora para calmar el dolor de cabeza, no es eso ni mucho menos. Retomar el sentido de las palabras de Moratiel es recordar y caer en la cuenta que en la oscuridad nos desprendemos de aquellas cosas que pierden valor, de aquello que ya carece de interés, nos ayuda a valorar y a dar sentido a lo más pequeño de la vida, a lo discreto, a lo humilde, a lo inapreciable quizás y en todo ello sentir uno que simplemente está bien. Moratiel solía decir que cuando uno está bien, todo lo está, y uno sabe cuando está bien. Estar bien es nacer a lo pequeño, a lo insignificante, a lo más elemental de la vida, de nuestra vida, ese “buenos días” del vecino que encontramos en el ascensor, ese dejarnos paso en el metro, ver la sonrisa de un niño que va a la escuela agarrado de la mano de su madre, recibir el rayo de sol de la mañana, o la fina lluvia que quizás nos haga aligerar el paso… y sentir que todo eso que nos rodea es la expresión de la vida, es el entorno que nos acoge, es escuchar el latido de la vida, un latido que puede ser también el nuestro. La oscuridad no está en lo que nos rodea, la oscuridad no está en el entorno, la oscuridad es el color de nuestra mirada, la predisposición de nuestra comprensión, de nuestro pensamiento… pero también la oscuridad es necesaria para que a través de ella desechemos lo que ya no nos sirve, lo que ya no necesitamos y dejemos espacio y lugar a lo nuevo que nos aguarda. Sepamos aceptar la oscuridad como tránsito, como puente que cruza al otro lado y descubrir la inagotable riqueza de la vida.

La lluvia....

Photobucket Siento la lluvia caer pero mi alma está calma. Siento volar el deseo pero mis pasos pisan la tierra. Por sentir siento que nada es lo que veo. La lluvia cae y la luz me habita. El aire es frío y el adentro cálido. Las miradas tristes y mis ojos azules. Siento que la vida cruza por las calles, a veces desnuda, a veces triste y en el sentir de cada uno nace al latir de lo invisible. Vivir... sentir la vida... mirarla con los ojos del alma.

Respeto por las religiones y filosofias de otros